La sociedad vive inmersa en la mentira absoluta.

-Derrida-

Ciber-emociones por internet

Una cosa que detesto es la manía que tiene mucha gente de ponerse a contar su vida privada sin ninguna justificación para recibir muestras de cariño o el asentimiento general. Más que nada porque todo me parece falso.
En la vida real es muy corriente que la gente se ponga a hablar de sus problemas a cualquier persona que les pase por delante sin que sea necesario que realmente les estén escuchando. Supongo que es la conjunción de la necesidad que tenemos de comunicarnos con los demás y de la estupidez. Digo esto porque es indudable que el ser humano necesita comunicarse y relacionarse con los demás. Pero cuando unimos esto con la estupidez nos encontramos por ejemplo al del quiosco o al peluquero o al taxista que nos empieza a contar detalles íntimos de su vida sin conocernos de nada.
Generalmente el que se pone a hablar de sus problemas le importa una mierda la vida de los demás, sólo quiere que lo escuchen y luego como si te mueres. Cuando me he encontrado en esas situaciones a veces “trago” porque es muy frecuente ver gente tan sola y con unas vidas tan miserables que me resulta demasiado inhumano torcerles la cabeza. En otras ocasiones me estoy especializando en conseguir respuestas cada vez más groseras. Ahora recuerdo una frase de una película que traducida sería algo así: “Me gusta Hitman, no importa lo que le hagas nunca te sientes mal”. Me ocurre parecido. La desinhibición y toparte con elementos que te quitarían la sangre si pudiesen hace que no tenga problemas en ser grosero y seguir mi camino como si no pasase nada.
En la vida real esto ya es un incordio. Pero si los trasplantamos a internet el problema se multiplica exponencialmente. Generalmente todos son mentiras porque la gente que contesta no te conoce, ni le importas nada, ni harían más esfuerzo que dedicarte cinco minutos a escribir algo que sea conmovedor. Las cosas se dicen por cumplir, porque en ese momento da algo de pena y da gusto dejarse llevar por emociones o cosas por el estilo. Pero las emociones deberían de estar para llevarnos a algún sitio no para conmovernos por el placer de conmovernos y en la vida real que le zurzan a todo el mundo que yo en cuanto me levante me voy a ver la televisión y tan pancho que aquí no ha pasado nada. Desde esta perspectiva resulta comprensible que Platón llegase a aborrecer la poesía porque le trastornaba el ánimo y le impedía razonar con toda claridad para poder estar concentrado en la filosofía.

2 comentarios:

Anonymous dijo...

Encuentro un poco contradictorio tu comentario de este dia, refiriendote a la exposicion de los sentimientos mas profundos hacia extraños, y lo iritable que te parece esta actitud... A mi me pasa lo mismo, detesto intentar comenzar mis clases , a traves de las brumosas frases a modo de quejido existencial de algun alumno, cuyo mayor problema puede ser, quizas...no haber tenido tiempo de ver Gran Hermano ese dia!!. Pero aqui va mi pensamiento , al escribir a diario en tu blog , que me parece por demas interesante, no te expones a lo mismo? . Digo , no se busca un poco de aceptacion , cariño , odio, etc etc , al mostrar nuestro mundo interior a tantas personas ? Te dejo la in quietud , y voy a releer la infancia de Balam, para ver las fotos de sus años mozos, jaja. Un beso , INESBLUES

bLuEsMaN dijo...

Hola Inés ¡Qué alegría poderte leer también por aquí!
Llevas mucha razón con lo que dices. Siendo benévolo conmigo se puede decir que es algo contradictorio hablar sobre las emociones por internet. Es algo así como salir por la televisión para decir que no se debe de ver la televisión. No tiene demasiado sentido en principio.
Para ponerlo mejor todavía yo mismo estoy sorprendido de que esté escribiendo un blog. A parte de que soy una persona muy recelosa de mi vida me han acusado con razón en muchas ocasiones de ser una persona demasiado introvertida en el sentido que comunico poco mis emociones y tiendo a digerirlas yo solo.
Lo que ocurre es que puedo hacer algunas matizaciones. Creo que las emociones son un camino a algo, no un fin en sí mismas. Por ejemplo, si vemos a algún ser querido triste y eso nos apena debe de servir para que nos movilicemos en pro de esta persona. En realidad frecuentemente tendemos a usar las emociones como un fin y no como un medio. Un ejemplo de esto pueden ser las telenovelas en las que mucha gente llora a raudales para desahogarse porque le resulta placentero, mientras que en su vida diaria no mueve un dedo por la persona que está sufriendo a unos pocos metros.
Traspasado a internet esto se multiplica y se puede traducir por ejemplo en comentarios del tipo: ¿Me queréis? Y una legión de personas contesta afirmativamente porque es algo cómodo decirlo pero en realidad no hay ningún tipo de interés. De esta forma el emisor tiene la sensación de ser querido y el receptor piensa que es una buena persona amante del prójimo. En realidad todo esto es falso porque a la hora de la verdad a todos les da igual el otro.
Por supuesto ya he comentado que es necesario comunicarse y establecer vínculos emotivos. Es una faceta fundamental del ser humano. El problema es cuando degenera en este tipo de sucedáneos. Con todo esto he llegado a la conclusión de que sobre algunos temas es mejor no hablar porque ocurra lo que ocurra no es posible la comunicación.
Vuelvo con la paradoja de que diga estas cosas en un blog. Cuando se supone que estás poniendo tus trapos sucios a la vista de todo el mundo, lo que sucede es que controlo mucho lo que digo o las imágenes que salen. Según mi criterio lo que publico no tiene ningún problema en que sea visto por todo el mundo. Eso sí, no me pidas que entre a mi casa de buena gana ningún obrero a arreglar algo porque no me gusta nada tener extraños dentro viendo mis intimidades.
Si lo piensas en el arte sucede algo curioso. Puedes estar viendo una pintura o una actuación de cualquier tipo que lo que realmente estás viendo es lo más íntimo de esa persona. En muchas ocasiones he pensado en los tremendos sufrimientos que ha debido de tener la persona que tengo delante para poder expresarse de esa forma. Me estoy acordando ahora mismo de Louisiana Red. A este hombre le terminó con su familia el kkk. Cuando lo ves actuar yo creo que todavía se puede ver al niño sufriendo que lleva dentro. Así que ya ves, igual no conoces los datos biográficos de una persona y puedes estar viendo lo que es más íntimo y verdaderamente importante.
De todas formas sigo pensando que llevas buena razón en decir que es algo contradictorio lo que digo.
Un saludo y hasta pronto.