La sociedad vive inmersa en la mentira absoluta.

-Derrida-

El twitter de Pau Gasol, o la aquiescencia con el sistema.

Aunque Pau Gasol, el jugador de baloncesto, disponía desde hace bastante tiempo de cuenta en twitter, ha sido únicamente desde hace poco tiempo cuando se ha decidido a usarla. Hasta aquí podría pensarse que nada hay de extraño ya que muchas personas populares utilizan la red twitter. Sin embargo esta situación parece responder a una intención premeditada y deliberada que tiene como objetivo principal mejorar la imagen pública del jugador al tiempo que se busca potenciar un poco más su repercusión social. Dicho en palabras más claras: Gasol demuestra que no utiliza su cuenta como entretenimiento, sino como una forma de sacar provecho que, en última instancia, termina siendo económico.
Algo que llama mucho la atención es la emisión constante de mensajes que son exclusivamente en "tono positivo" y que buscan aludir a la mayor cantidad de gente. Ya en la breve descripción biográfica nos dice: “Barcelona, Memphis, Los Angeles, ..and now twitter”, al tiempo que ahora utiliza como imagen de fondo una foto suya con la selección española (recordemos que la sigueinte temporada de la NBA está en suspenso y Gasol necesita de alguna cita competitiva importante como la que le puede ofrecer la selección española). Así pues nadie queda marginado porque a todos los seguidores se les ofrece algún punto para seguir identificados. Igualmente Pau suele aprovechar los eventos deportivos destacados en los que participan conocidos deportistas españoles para mostrarles su apoyo (algo que twitter permite hacer con muy poco esfuerzo en unas pocas palabras). Este comportamiento recuerda bastante al de otros personajes públicos (por ejemplo muchas modelos, como Milla Jovovich) que viven en buena medida de la imagen que dan y que, por ello, rara vez se les encontrará mostrando un mal gesto. No olvidemos que cuando alguien denosta a otra persona (con o sin razón), tiende a fomentar una mala imagen de sí mimo.
Cabría preguntarse si resulta éticamente correcto asentir a todo y a todos, a la vez que no pronunciarse claramente en contra de nada. Desde luego ya sabemos que, en cuanto a mantener la imagen pública, es algo que realmente compensa. Incluso la Biblia dice que no se puede servir a dos amos (Mt 6:24) cuando se habla de escoger entre Dios y el dinero. Pero, dejando aparte lo religioso, parece obvio que asentir a todo es lo mismo que no hacerlo a nada. Entre otras cosas por una simple distinción lógica. Las afirmaciones y las negaciones se crean en buena medida por el contraste que se da entre ellas, en el momento en que se afirma todo pasamos a desustantivizar la negación hasta hacerla irrelevante o, cuando menos, a minimizar su significado. Por otra parte, asentir a temas contradictorios sólo lleva a afirmar contradicciones. De esta manera, si Pau afirma que le gustaría jugar con la selección catalana para contentar al nacionalismo catalán, resulta absurdo afirmar que quiere jugar también con la selección española. En cambio no resulta un disparate si se pretende responder al estado de cosas vigente, ya que coincide exactamente con él. Adecuación que, precisamente, es la que favorece potenciar su imagen.
Sin embargo podría pensarse que hay una excepción en este asentimiento con el sistema ya que Pau se ha mostrado públicamente a favor del movimiento 15m. Ciertamente el 15m representa una actitud muy crítica hacia la situación política y económica actual, pero también es verdad que es un movimiento que goza de un apoyo popular multitudinario (en varias ocasiones se ha cifrado en un respaldo en torno al 75% de la población) con lo que volveríamos a encontrarnos de nuevo ante el asentimiento a lo mayoritario. Una de las características del movimiento 15m es la fuerte crítica a los bancos, que son acusados de ser en buena parte responsables de la crisis económica actual. Sin embargo Pau, después de pronunciarse a favor del 15m, nos muestra implícitamente su apoyo a los bancos al ofrecerse voluntariamente como uno de sus empleados y declarar esto:
“Buenos dias a todos! Hoy de camino a Madrid para rodar un anuncio con mis amigos del Banco Popular. Espero que hayáis empezado bien el día.”
En su condición de anunciante (gracias principalmente a los mecanismos derivados del sesgo del “efecto halo”) Pau mejora de forma deliberada y consciente la imagen pública de un Banco a cambio de obtener un provecho económico. Es decir, aprovecha el valor de su imagen pública (la misma que fortalece en twitter a base de lanzar mensajes positivos a todo el mundo) para una conveniencia personal que no concuerda con lo que dice y lo que hace. Aunque todo esto resulta contradictorio desde el plano ético, sí que es rentable desde el plano económico. Sin embargo, y como ya aludí antes, no se puede servir a la vez a dos señores.

10 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Desde luego, tu espíritu periodístico es encomiable. Hace falta tener afán investigador para leerse los twitters del tonto del bote éste. Pero, ciertamente, la búsqueda trae sus premios. Cada uno obtiene sus conclusiones.
Una conclusión tuya, que comparto, es que lo "positivo", lo "guay" es lo que vende. Quizá por eso una de las cosas más asquerosas del mundo sea la falsa sonrisita del vendedor a comisión.
Yo saco, además, otras dos conclusiones.
La primera es que no todo puede "positivarse". Gasol puede ser catalanista y españolista a la vez, apoyar al 15-M y marranear con los bancos, pero seguro que no le vemos ningún mensaje positivo sobre Stalin, Gaddafi o Ahmadineyad. No digamos sobre ETA o los GRAPO. Y no por ideología, convicciones morales ni nada por el estilo. Es que esas cosas hoy están muy mal vistas y no se pueden apoyar -a lo mejor dentro de cien años sí.
La segunda es que el 15-M tiene truco. (Esto para mí no es más que otra confirmación más) Si no lo tuviese, si de verdad el 15-M fuese antisistema, no cabría en el mensaje de falso buen rollo de Gasol.

En fin, encantada de volver a leer tus misántropas reflexiones.

Misántropo dijo...

Hola:

Lo de la "positivación" es curioso. Habría que partir de que lo "positivable" es lo que es admitido por la sociedad. Con lo que esto nos obliga a tomar lo social como lo sano. Otra característica es que parece que todo se puede "positivar" aunque incurra en incoherencias con otras "positivaciones". Pero como se supone que "positivar" es bueno de por sí, genera la ilusión de que estas contradicciones no existen y así todo queda asimilado en una globalidad de "buen rollo".

He leído tus artículos sobre el 15m y, visto lo de mi artículo, no creo que las palabras de Gasol ayuden. Entre otras cosas porque el 15m busca referentes populares que lo prestigien. En cambio, las palabras de Gasol no pueden ser tomadas en serio porque, para empezar, son una contradicción con sus propios actos. Menos populares, aunque a mi modo de ver más respetables, son los apoyos de muchas personas del mundo de la filosofía en España .Aquí hay una extensa lista de algunos de los que se suscriben.

Creo que el caso de Gasol pone de manifiesto que, salvo honrosas excepciones como esta, los deportistas de élite son siervos del sistema porque éste les beneficia. Sin embargo se presentan como luchadores de causas nobles (Unicef, educación, etc...) ya que les es conveniente y, de paso, neutralizan el egoísmo bajo el que viven.

Me alegra mucho tener ocasión de saludarte y leerte.

emejota dijo...

Hola Misántropo. Que gusto volver a leerte. Ya sabes.... el sistema.... ya me aparté lo más posible. No juzgo, si algo no me gusta, si me "apesta", simplemente me largo, mientras me queden fuerzas. Si esto no fuera posible, me largaría igual, ya tengo varios métodos en mente. Beso.

Flipao dijo...

El futbolista del último link está en contra del 15m, por cierto.

Misántropo dijo...

Emejota:

A mí me sucede a menudo lo de "largarme". A ratos me siento como Travis, el protagonista de la película "Paris, Texas".

Flipao:

Correcto. Parece que para su actitud el 15m se queda corto. A mí también hay varias cosas del 15m que me parecen insuficientes, aparte de algunas hipocresías.

Saludos para ambos.

Flipao dijo...

Su actitud es la de una purga. La verdad no entiendo que te parece de bueno.

Y según el reportaje de este personaje de este país esto es lo que opina del 15M: "Es un movimiento creado a propósito por los medios de comunicación para canalizar ese malestar social que hay y para que esa chispa no se convierta en peligrosa e incontrolable para el sistema. Es un lavado de cara para el sistema capitalista, pero no un cambio radical".

Un angelito.

Misántropo dijo...

Yo ponía a este chico como ejemplo en cuanto al rechazo al modelo capitalista en el deporte. No digo que sea un santo. Por ejemplo, discrepo en que el 15m haya sido creado por los medios de comunicación. Pero sí que me parece un movimiento que no es del todo honesto consigo mismo. Para empezar porque lo que la gente busca no es "democracia verdadera". A las personas nos da igual que nos manipulen mientras haya "pan y circo". Lo que pasa es que ahora no hay suficiente pan y el circo no llega como para evadirse. Por eso la gente está tan insatisfecha. En este sentido el 15m funcionaría como un engaño más ya que la insatisfacción (positiva en sí) quedaría canalizada para mantenerse en un orden de cosas agradable pero no necesariamente justo.

Flipao dijo...

¿Pones como ejemplo a alguien cuya solución de todos los males es recurrir a la violencia pura y dura?

Misántropo dijo...

Volviendo a matizar de nuevo mi ejemplo. Se refería a decir "no" al sistema. Lo que él piense hacer después ya es otro tema.

Flipao dijo...

Yo vuelvo a matizar que al menos que pienses que el fin justifica los medios, pusiste de ejemplo a alguien que le parece bien "cortar cabezas". A alguien que se queja de que el "sistema es muerte" y para cambiar eso es necesario hacer purgas brutales y despiadadas.

Por favor. Es criticar al capitalismo y ya os excitaís y no veís la realidad.