La sociedad vive inmersa en la mentira absoluta.

-Derrida-

Tiendas de comercio chino: beneficios y ventajas fiscales como motivo de que el comercio local quede en desventaja.

Seguro que todos hemos tenido ocasión de comprobar la rápida expansión de los comercios regentados por ciudadanos de origen chino. En muchos casos y en muchas ciudades han crecido tanto que progresivamente han ido absorbiendo una parte del comercio tradicional que existía en esa ciudad. Y digo absorbiendo en el sentido de que han ahogado a algunos de los comercios tradicionales que mayoritariamente han funcionado bajo manos de españoles. En ocasiones puede verse como varios de los comercios lindantes a los regentados por los chinos, al no poder competir con la oferta que los orientales ofrecen, pierden clientes hasta el punto de que se ven obligados a cerrar por no obtener suficientes beneficios. Una vez han cerrado también ha llegado a suceder que los propios orientales son los que terminan comprando ese comercio que ha puesto el cierre debido a su influencia.
Es verdad que el carácter chino es más dado al trabajo que el español. Para un chino trabajar hasta límites extenuantes sin ofrecer apenas señales de queja es algo que ha sido y es inherente a su cultura. En cuanto a esto podría pensarse que están en ventaja, pero la ventaja también se puede transformar en trampa debido a que el chino exiliado vive en su propio mundo y siente mucho más respeto por las leyes que marcan sus tradiciones que por las del país de acogida. Con estos fundamentos el ciudadano chino exiliado no dudará mucho en trabajar más allá de las horas reguladas por las leyes. Es cierto que haciendo esto sólo trabajan pero también es cierto que al hacer esta práctica ilegal no juegan en igualdad de condiciones. Por eso ver una tienda china abierta los domingos o cualquier festivo del año no es infrecuente pese a que por regla general la legislación española lo prohíbe.
Al proceder de una cultura muy distinta a la nuestra su adaptación es más dificultosa que la que pueden tener otros extranjeros. Pero no sólo es dificultosa, es que tiende a hacerse imposible porque ellos mismos no la buscan. Se saben en el exilio y prefieren reproducir las condiciones de su país de origen en lugar de adaptarse a las que aquí se encuentran. Seguro que todos hemos entrado en algún comercio chino de estilo “todo a 100” en el que tenían puesta música china y de todos los empleados sólo había uno que conocía la lengua del país en el que están residiendo.
Pero no es sólo que trabajen más o que no busquen adaptarse lo que hace de los chinos un caso “peculiar”, resulta que también tienen ventajas fiscales otorgadas y consentidas por el gobierno español. Ventajas fiscales que abarcan tramos tan importantes como los impuestos que pagan por sus comercios o como las importaciones que hacen del material que van a vender. Evidentemente, y pese a los esfuerzos del gobierno central y de los autonómicos por ocultarlo, es obvio que este trato de favor es consentido.
Hace muchos años que China se encuentra con un importante problema demográfico. Como están al borde del colapso total la natalidad se encuentra muy limitada por el gobierno y que muchos chinos se vean obligados a emigrar es algo muy conveniente para estas políticas demográficas. Un chino que emigra es uno menos que “abulta” y además suele ser uno más que envía las divisas que gana en su país de residencia a su país natal.
Nadie da nada por nada, y mucho menos a estos niveles en los que son los Estados los que están negociando. Por lo tanto la incógnita, al menos para mí, es saber qué obtiene España a cambio de este trato de favor que perjudica a sus propios ciudadanos. ¿Quizás China se aviene a comprar armas para devolver el favor? ¿Quizás la vuelta del intercambio se paga con otra moneda?

Nota: Me gustaría evitar cualquier posible sospecha de xenofobia sobre el texto. La intención es únicamente describir un flujo de población y la actitud que toma el país receptor. Además, cuando se habla de grupos, es inevitable que haya miembros de ese grupo que no funcionen bajo las condiciones descritas.

17 comentarios:

Maria C dijo...

Este es un caso mas que conocido por estas latitudes,comenzo hace mas de 3 decadas con los coreanos que utilizaban Paraguay como plataforma hacia EE.UU.,el "negocio" era que el gobierno(el dictador Stroessner y su camarilla)cobraba por cada coreano que ingresaba al pais y a los 6 meses ya tenian documentos,pasaporte incluido como paraguayos aunque la mayoria ni tan siquiera hablaba español.Llegaban y abrian despensas,kioscos que funcionaban practicamente todos los dias y todo el dia,los negocios eran parte de una especie de cooperativa de todos cuando cumplian el tiempo requerido simplemente se iban y venian otros,cuando Tio Sam comenzo a darse cuenta puso mayores trabas para dar visas a paraguayos,cosa que sigue hasta el dia de hoy.Cuando cayo la dictadura,pero no el partido de gobierno los nuevos jerarcas encontraron otro negocio y comenzaron a venir los chinos,estos pusieron tiendas de ropa y articulos de electronica de bajo costo dada su mano de obra barata y con la facilidad de la casi total exoneracion del impuesto a la importacion,recien hoy esta discutiendo el congreso(parlamento)la supresión de estas ventajas,ahogando al comercio nacional.Hubieron varios casos muy comentados de las fabricas de ropa que abrieron donde los empleados estaban en situacion de esclavitud.En el caso de los coreanos al no poder seguir yendo a EE.UU. muchos quedaron en el pais y se integraron en gran parte a la sociedad paraguaya.Hasta hoy existen zonas de Asuncion que son pobladas mayoritariamente por orientales,contrariamente la inmigracion japonesa fue mas que productiva ya que ellos vinieron para trabajar el campo y hasta hoy lo hacen debiendoles nosotros a ellos la abundancia de fruta y verdura que anteriormente era solo estacional en el pais.En la tristemente famosa Triple frontera entre Paraguay,Brasil y Argentina funcionan tambien comercios chinos donde gente de los 3 paises va a comprar lo ultimo en electronica e informatica a bajos precios,mucho menores que los normales del mercado.Como dice el post sin querer ser xenofobo perjudican y bastante al comercio y la industria del pais,por lo que veo no solo en Latinoamerica.Saludos.

Dizdira Zalakain dijo...

Hola, Blues:
El panorama cambia en función de cada Comunidad Autónoma. Madrid, por ejemplo, permite la apertura comercial todos los domingos y festivos del año, mientras que en Euskadi está prohibida -¡de momento!.
Yo estoy a favor de la regulación de los horarios comerciales, pero disiento en que la causa de la ruina del pequeño comercio tradicional sea la aparición del chino. Ha sido Inditex y no un todo a cien con cuatro cinturones el que ha arruinado a las tiendas tradicionales. Pero siempre es más fácil echarle la culpa al pequeño que al grande, especialmente si no se adapta a lo que nosotros consideramos cool. Han sido los hipermercados los que han arruinado a las tiendas de ultramarinos y no los chinos. Pero el dueño de la tienda de ultramarinos ve más fácil y cómodo odiar al chino de al lado que al anónimo dueño de aquel magnífico centro comercial en el que él mismo pasa el fin de semana con su familia gastando lo que ha ganado en la tienda..
Los locales 7-Eleven, la cadena de tiendas más grande del mundo, de origen estadounidense y hoy japonesa, abre las 24h. y no suscita el menor recelo. Al contrario ¡son tan cool, tan yankis...!
Pero tienes mucha razón en preguntarte qué gana el estado español otorgando esas facilidades a los chinos. En realidad son las mismas que otorgan a otros países. ¿Cuántas veces el estado regala terrenos y subvenciones a empresas extranjeras que cogen el dinero y se van al cabo de un año dejando en la calle a toda la plantilla?
La lectura de este trabajo universitario sobre el tema me ha llevado a la conclusión siguiente: se trata de un chanchullo económico: China otorga ventajas a las empresas españolas que se instalen en su país y España hace lo mismo. Pero hay una diferencia. Mientras que el estado español firma ese negocio para favorecer los intereses privados de unos cuantos empresarios españoles y en perjuicio del resto del país, China favorece al común de los chinos, sean empresarios o trabajadores. Los empresarios obtienen beneficios, los trabajadores trabajo. Es la diferencia entre un estado español controlado por unos cuantos empresarios privados, que lo utilizan en su interés y un estado fuerte como el chino que negocia en beneficio de sus ciudadanos.
Saludos.

Bluess Swing dijo...

Tengo una amiga que su familia se dedicaba al negocio textil, tiene por norma no entrar en los comercios chinos...aunque a veces la veo sucumbir...no sé creo que las cosas son como son y tenemos que intentar ver lo positivo al tema. A las personas de otros países les reconozco la valentía de salir de su círculo para buscar una vida mejor, pienso en los españoles perdidos por el mundo, y creo debemos intentar llevarnos bien a nivel global.
Un abrazo!!!

Dizdira Zalakain dijo...

He mencionado un trabajo universitario y se me ha olvidado poner el link:
http://www.eumed.net/ce/2006/alvc.htm
Mil perdones.

bLuEs dijo...

María C:

Desconocía que en tu país sucediese un caso análogo. Al final resulta que es un esquema que se repite más de lo que pensaba. También es verdad que de Stroessner no se podía esperar nada mucho mejor.

Dizdira:

Completamente conforme con lo que dices respecto a que el comercio local no se desmorona debido a la influencia de los chinos. Yo también pienso que el verdadero enemigo del pequeño comercio está en las grandes superficies. La falta de precisión del texto es la que ha inducido al error. Espero que la rectificación lo haya dejado mejor.

En cuanto pueda miro con calma el enlace que has dado. Tiene muy buena pinta.

Bluess Swing:

Creo que la tentación a la que sucumbe tu amiga es muy común. Lo importante es que todo el mundo juegue en igualdad de condiciones. Sean los chinos, españoles,...

Saludos para todas.

Maria C dijo...

bLuEs tenes toda la razon sobre Stroessner pero a dos decadas de la supuesta "democracia" seguimos hundidos en lo mismo,prebendas y ventajas para todos menos para los que las necesitan.En cuanto a lo que dice Dizdira sobre los hipermercados y demas concuerdo,pero aqui al menos no son solo negocios de abarrotes entran bastante mas alla y dañan no solo el comercio sino la poca industria local.Saludos

Sonja dijo...

Totalmente de acuerdo blues, yo misma lo he pensado mil veces, no entiendo cómo pueden vender alimentos en tiendas de chinos por añadidura con etiquetaje en chino, es alucinante, a cualquier comercio español le meten un puro por cualquier cosita ni 10 veces menos grave.
Sospecho que hay una mafia del copón y el estado español consiente, basta ver el tamaño y lo céntrico de los locales que se llegan a abrir, eso tiene precios millonarios y los chinitos que vemos en los comercios esos no tienen la culpa de nada, los peces gordos son los dueños de esos locales ¿quienes son? igual ni siquiera son chinos.

Yo hace tiempo me propuse no comprar en bazares chinos pensando que colaboraba a la explotación pero luego pensé, qué porras el mundo está descompensado, si eso supone beneficiar a China un poco pues igual no está tan mal, que se reparta lo que haya, tampoco vamos a estar en plan mezquino acaparando así que ahora compro sin problema. Ya no sabe una ni como actuar.
Y no tengo ningún problema de xenofobia con los chinos, solo que a veces me inquietan, no se si será por haber leido a Lovecraft pero es que no entiendo racionalmente cómo es posible que habiendo tantos comercios chinos llenos de chinos luego por la calle casi no ves a ninguno la calle ni comprando el pan ni cositas así, eso no es lógico, es inquietante.

bLuEs dijo...

No había caído en lo del etiquetado pero es verdad. Imagino que en bastantes ocasiones ellos lo importan directamente y no se molestan demasiado en hacer nada por la traducción porque tampoco están muy presionados para ello..

Lo de los locales me lo habían explicado hace mucho pero ahora no recuerdo el "truco". Es evidente que ellos suelen "trabajar" estos temas de la misma forma porque en muchas ocasiones pagan más que la competencia para conseguir locales que además suelen ser muy grandes.

Lo que comentas de verlos por la calle es cierto. Es poco frecuente que hagan vida con el resto de la gente nativa. Simplemente desaparecen. Si a ti te puede venir el tema por Lovecraft a mí me viene en parte por "El año del dragón (Manhattan sur)", la película de Michael Cimino. El protagonista también termina obsesionado con los chinos. Para él acaban siendo una sombra que nunca se puede alcanzar.

Saludos.

bLuEs dijo...

He leído con calma el enlace que dejó antes Dizdira y tengo que decir que es muy interesante.

Aunque no tengo más datos para contrastarlo lo que está allí dicho resulta bastante verosímil y además suscita muchas preguntas.

Fundamentalmente me parece relevante que se puedan definir las líneas de intereses económicos en ambas direcciones. Y no sólo eso, que se pueda ver como la mentalidad oriental llega a influir en la expansión económica. Por ejemplo con el tema de copia de productos de marca.

A continuación copiaré unos estractos que me parecen especialmente interesantes.

Gracias por el enlace.

bLuEs dijo...

Multitud de PYMES se ven obligadas a establecerse en el extranjero porque ven disminuida su producción y por ende sus beneficios como consecuencia de los fenómenos de la globalización y la deslocalización.. China representa para nuestro país una importante amenaza debido a la baja mano de obra que asegura un producto competitivo en precio. Por otra parte, el gobierno chino concede multitud de ventajas fiscales a las empresas que deseen establecerse allí. El presente artículo se encarga de analizar dichas ventajas fiscales, tanto si la empresa es residente en China como si no ostenta esa condición. Asimismo analiza la situación a la que se enfrenta nuestro país debido a las inversiones que realiza China en nuestro territorio.

[...] cada vez es más frecuente encontrarnos con empresarios que están planteándose la posibilidad de localizar parte o toda la actividad productiva en China, país donde nuestra presencia comercial e inversora está aún muy por debajo de su verdadero potencial. Las empresas españolas afincadas allí no representan siquiera el 3% del número de empresas europeas en China. No obstante, y como se refleja en la tabla 1, la inversión española en China se incrementó en 2004 respecto al año anterior en un 132,47%.

Una de las razones principales por las que China decide traspasar sus fronteras es, evidentemente, la búsqueda de nuevos mercados. Por ello la internacionalización permite a empresas cuya capacidad de expansión sobrepasa el aumento de la demanda doméstica seguir concentrándose en su actividad principal. Otra razón es adquirir recursos tangibles. Pero aún existe otro motivo; la adquisición de activos intangibles, esto es, la capacidad de gestión de empresas, tecnología, canales de distribución, así como de imagen de marca.

España es uno de los principales destinos de la IDE china, excluyendo Hong Kong y los paraísos fiscales. No en vano ocupa el noveno lugar en el ranking de inversiones extranjeras; por delante se sitúan USA, Corea del Sur o Perú. No obstante, países como Inglaterra o Alemania cuentan con un índice de inversiones mucho menor.

V. CONCLUSIONES

China será en los próximos el años el destino de cada vez más empresas españolas debido a los bajos costes de mano, que aseguran un producto competitivo en precio, por otra parte existe el problema del gran grado de competitividad existente entre el resto del mundo y China.

España es uno de los principales destinos de la IDE (Inversión Extranjera Directa) china, excluyendo Hong Kong y los paraísos fiscales. Las medidas que han de adoptarse para evitar que el fenómeno de la invasión China ocasione mas efectos negativos en nuestra sociedad son de dos tipos; sancionadoras y preventivas.

El gobierno chino en la actualidad mantiene una política aperturista basada en la concesión de beneficios fiscales a las empresas que decidan invertir en determinados territorios.

TRaNSoN dijo...

¡Lovecraft y los comerciantes chinos en un mismo post!

Aaaay, no entremos en asuntos primigenios que luego no salimos... al menos, no cuerdos xD

bLuEs dijo...

jeje. Bueno, al menos se intentará. Total tampoco confío demasiado en mi cordura. No hay mucho a perder.

Saludos

fli dijo...

Buenas noches a todos. Soy nuevo aquí, y veo, además, que me incorporo muy tarde a esta tertulia.
Tan solo quería aportar algo de información a este interesante debate, a saber:

1- La generalizada creencia de que los chinos gozan de algún tipo de ventaja fiscal en nuestro país es del todo falsa. Ni los chinos, ni los paraguayos, ni los rusos,...
Es una leyenda urbana y se puede comprobar consultando las fuentes adecuadas.

2- Al revés, los españoles que decidan establecerse en China sí gozan de muchas ventajas fiscales (iva, renta, iae,...). Esto es igual para rusos, paraguayos,...

3- Hay libertad de horario comercial para aquellos comercios cuya superficie no exceda "x" metros cuadrados. "x" dependerá de en qué comunidad autónoma nos encontremos. Esto es así para españoles, chinos, paraguayos, rusos,...aunque me temo que sólo se le ocurre a un chino trabajar en domingo a pesar de que sea algo perfectamente legal.

4- Por último, quisiera señalar que los chinos comercializan un porcentaje mínimo de los productos MADE IN CHINA que se comercializan en nuestro país. Sólo hay que mirar las etiquetas, escritas en perfecto inglés. Corresponde al libre albedrío de cada empresario qué porcentaje de margen se le aplica a dicho producto. Por lo visto, los chinos no quieren ganar tanto dinero como los españoles, paraguayos, rusos,...

Gracias por su paciencia.

bLuEs dijo...

Hola fli.

Antes de nada agradecerte las molestias que te has tomado registrándote en blogger para hacer este comentario y la educación con la que te expresas en él.

Respecto a los temas que planteas.

Respecto al 1. Es verdad que este tipo de noticias circula muchas veces como leyenda urbana y que como tal es complicado concederle credibilidad pero, como ves en lo expuesto anteriormente, hay datos objetivos (por ejemplo el enlace que ha puesto Dizdira) que, al mostrar un entramado de intereses económicos, delatan los flujos que son más aparentes.

Respecto a 2: Ya que citas que los españoles establecidos en China gozan de muchas ventajas. Si fuese así... ¿no te haría sospechar que exista una motivación?. China es un país inmenso y muy poderoso. No creo que su gobierno sea tan poco inteligente como para ofrecer ventajas a los extranjeros a cambio de nada.

Respecto a 3: Es cierto que las legislaciones autonómicas son distintas pero también es cierto que se encuentran dentro del mismo Estado y por ello sólo pueden fluctuar dentro de unos márgenes. Imagina que yo tengo un comercio y el vecino de la competencia que tiene uno similar al mío decide abrirlo permanentemente. Quizás lo haga porque se aburre en su vida social y no tiene nada mejor que hacer, quizás porque tenga otra persona que pueda encargarse de su casa, etc.. El caso es que ello obligaría al comercio vecino a mantener su comercio abierto constantemente y así de forma sucesiva para el resto de comercios de ese secto. Con todo esto se crearía una cadena inhumana porque es inhumano que una persona viva únicamente para trabajar. Una situación así no sería muy diferente de un régimen esclavista, la diferencia sería es el directamente el Estado el que obligaría a ello.

Respecto a 4: No sé de qué datos dispones tú pero, si tengo que hablar por mi experiencia, he visto que los comercios chinos obtienen su mercancia tanto de productos llegados de China, que en bastantes ocasiones mantienen el etiquetado en su idioma original, como de productos de procedencia española.

Tampoco pienso que los chinos se distingan por querer ganar menos dinero que otros grupos de extranjeros. Precisamente la finalidad de su residencia en España es la de obtener ingresos. No se integran (entre otras cosas porque proceden de una cultura muy disntinta) y, por lo tanto, su estancia se hace más sufrida para ellos. La motivación fundamental para vivir fuera de su patria es la económica. Eso es lo que los mantiene aquí. Y si la motivación es económica el objetivo será rentabilizar al máximo todo esfuerzo que hagan.

Gracias por tu amabilidad y saludos.

bLuEs dijo...

Para quién le pueda interesar me han mostrado un artículo de Francisco Canals que trata sobre este tema aunque lo ve desde otra pespectiva.

Misántropo dijo...

Para lo que se describe en la entrada creo que resulta especialmente inportante el artículo que reproduzco a continuación: China nos compra la deuda y deja de ser una dictadura.

El cinismo que manejamos por estas tierras es ya para echarse a reír, a llorar, o directamente al monte: El viceprimer ministro chino viene a España, anuncia que nos seguirá comprando deuda pública, y su país deja de ser una dictadura, no se le pregunta más por los derechos humanos, no se le pregunta nada en absoluto por las condiciones laborales de sus trabajadores y no se le pregunta tampoco por el cumplimiento de los estándares de calidad de sus productos.
¿Cuánto exportarían en realidad si no nos tomasen el pelo con un tipo de cambio de su moneda quesale publicado en su boletín oficial? ¿Cuánto exportarían en realidad, o cuántas empresas se irían allí si exigiésemos que todos los productos cumpliesen los mismos mínimos de calidad y seguridad?, ¿Cuánto exportarían si trabajásemos todos con unas condiciones, si no iguales, al menos equiparables?
Lo tragamos todo. A nuestra costa. En nuestro perjuicio. Con los ojos cerrados y sin necesidad siquiera de una pinza en la nariz, porque el nuevo olfato de nuestro gobierno sólo conoce ya los distintos olores del dinero.
¿Y nos va a regalar dinero? NO. Solamente nos lo va a prestar, y a un interés muy alto. Nos lo va a prestar porquesomos chollo, o doble chollo, teniendo en cuenta que además de devolverles el dinero y un suculento interés tendremos que abrir el esfínter (hoy llamado mercado) a sus productos fabricados en condiciones deplorables y sin cumplir las condiciones que aquí exigimos como mínimas.
Hemos aceptado, de rondón, que hay jugadores de fútbol que pueden tocar la pelota con la mano, y no sólo tocarla, sino agarrarla, abrazarla, llevársela a casa y venir por la noche, con el estadio vacío, a meter goles en nuestra portería. Hemos aceptado eso y aceptaremos lo que nos echen con tal de poder seguir gastando lo que no tenemos. Porque os recuerdo que lo que nos compran es deuda, no productos fabricados por nuestra gente.
La verdad es que somos baratos. Tanto, que empiezo a pensar que no valemos ni para gestionar el prostíbulo en que nos estamos convirtiendo.

Misántropo dijo...

Y vinculado con el anterior artículo también resulta significativo este artículo:

China pasa a ser el principal poseedor de deuda de EEUU

El creciente protagonismo económico de China sitúa ya al gigante asiático como el principal tenedor extranjero de deuda pública de Estados Unidos, superando a Japón. China, protagonista de diversos roces con la primera economía mundial, suma 585.000 millones de dólares en bonos estadounidenses, por los 573.200 millones que acumula Japón.

De 'enemigo histórico', a tener en sus manos buena parte de la deuda pública de Estados Unidos. La transformación en el ámbito económico de China se ha visto reforzada además con la crisis que está azotando a las principales economías mundiales.

El país que más contribuye al crecimiento económico mundial aprovechó todavía su auge para, en plena crisis, aumentar sus compras de bonos estadounidenses. De los últimos siete meses, en seis tuvo un saldo comprador neto.

Muy distinto es el caso de Japón. La segunda economía mundial, en fase de recesión según los datos publicados esta misma semana, ha realizado más ventas que compras de deuda de Estados Unidos en cuatro de los seis últimos meses.

El resultado, de acuerdo con los datos publicados hoy por el Departamento del Tesoro estadounidense, es que China ha superado ya a Japón como el principal poseedor de deuda de la primera economía.

Los 585.000 millones de dólares que ostenta China supone duplicar las cifras que contabilizaba en julio del año 2005. Japón, por contra, las ha reducido desde los 699.000 millones de dólares alcanzados en agosto de 2004 hasta los 573.200 millones actuales.