La sociedad vive inmersa en la mentira absoluta.

-Derrida-

Estudiar significa enfrentarse a los compañeros

Se supone que el objetivo de las evaluaciones académicas es certificar que el alumno tiene los conocimientos necesarios que se han destinado a su nivel y materia. De esta manera el alumno sólo debe de preocuparse por sí mismo ya que está depende únicamente de él conseguir un buen expediente académico. Lo que sucede es que el alumno está rodeado de muchos semejantes y, curiosamente, esos semejantes también contarán para su calificación académica.
La idea ni siquiera es mía. El profesor que tuve de matemáticas a los once años nos dijo bien claramente que las notas que tendrían los alumnos de mi clase estaban predeterminadas conforme a una proporción pareja a la que establece la campana/distribución normal de Gauss. La campana recibe popularmente este nombre porque la representación gráfica de la función asociada a ella acaba teniendo la silueta de una campana debido a que situaría a la mayoría de los valores en torno a los puntos medios, otros pocos en un extremo y otros pocos más en el extremo contrario. Por ejemplo, si evaluamos la estatura de un grupo amplio de población, veremos que la mayoría se sitúa en torno al promedio de estatura (1,78 m.), después hay un grupo pequeño de los que son muy altos (por ejemplo, más de 2 metros) y otro pequeño grupo de los que son muy pequeños (por ejemplo, menos de 1,50 m.). La campana se hará más plana cuanto más se miren valores extremos. Por si acaso la explicación no resulta muy clara se puede ver una demostración práctica de la campana de Gauss pinchando aquí.
Aunque imagino que la mayoría de los profesores no tienen en mente calificar a sus alumnos conforme a la campana de Gauss lo cierto es que habitualmente se hace. Lo normal es que suela haber un grupo amplio de alumnos que consigue un aprobado o se queda cerca de él, un grupo pequeño que saca muy buenas notas y otro grupo pequeño que saca muy malas notas. Si el profesor sigue esta proporción mantendrá las apariencias de que todo es correcto. Y mantener las apariencias de que todo va bien es algo que necesita el docente. Si aparece un caso en el que el profesor suspende a todos los alumnos la imagen que daría no es la de que todos los alumnos son incompetentes, sino la de que es él el que está haciendo algo mal. Parecido podría decirse en el caso contrario, el de que todos los alumnos sacasen la nota máxima. Así pues el profesor, lo quiera o no, está obligado a mantenerse en los parámetros de la campana de Gauss.
Todo esto tiene unas consecuencias tremendas. Ahora resultan casi tan importantes los méritos académicos que hacen los compañeros de clase como los que puede hacer uno mismo. Es más, dando un poco de ironía y mezquindad al tema, casi se podría decir que un buen alumno será el que, además de preocuparse de sí mismo, también se encarga de poner zancadillas a sus compañeros. Si siempre ha de “caer” una proporción es mejor bajar el listón, así habrá mejores posibilidades de sacar una buena calificación con un menor esfuerzo.
Después de la “revelación” de mi profesor de matemáticas olvidé el tema hasta llegar a la universidad. Allí me enteré de que hay un cupo limitado de matrículas por cada clase y volví a recordar la campana de Gauss. Hace pocos días un catedrático de física-química de la universidad de Orense (Juan Carlos Mejuto) tuvo la valentía de hacer lo que los pertenecientes a su jerarquía no hacen, hablar claro sobre lo que significa el “plan Bolonia”. Aquí se repite de nuevo el sistema de discriminación porque según él, Bolonia, entre otras cosas, busca seleccionar de nuevo una proporción. En este sentido se parece a la campana de Gauss.

19 comentarios:

Dizdira Zalakain dijo...

Excelente video y muy simpático profesor. Lástima que no esté completo. Estoy totalmente de acuerdo con lo que se dice sobre el Plan, aunque ni el problema de la campana de Gauss que comentas ni el de los créditos que se trata en el vídeo, con ser graves, me parecen lo peor.
Hay otro tema crucial, en mi opinión, y es el hecho de que las Universidades van a privatizarse en la práctica: en las Universidades van a mandar las empresas y de las Universidades se van a lucrar las empresas, aunque, eso sí, las Universidades se financiarán con dinero público -y con el de las matrículas, que no serán gratuítas, precisamente... Los estudiantes se convertirán en mano de obra gratuita para las multinacionales y, lo que es peor, los conocimientos impartidos y los trabajos de investigación tendrán un objetivo meramente mercantilista. En la práctica, esto supone la desaparición de la Universidad como centro de saber para convertirse en una proveedora de mano de obra para la empresa privada. Evidentemente, en este contexto, las carreras que, según el criterio empresarial, no sirven "para nada" -es decir, no sirven para que ellos ganen dinero, desaparecen o se modifican para que se conviertan en otra cosa que nada tiene que ver con el saber. Ya están desapareciendo las filologías a marchas agigantadas y la filosofía está tocada de muerte. Si se salva la Historia es porque proporciona guías turísticos que perpetúen la España de sol y piedras y conservadores de museo por lo mismo. Creo que existe una mayoría de profesores contraria al Plan, pero la cacareada democracia no sirve para nada cuando es el negocio el que está en juego.
http://movimiento.noabolonia.org/
Saludos.

bLuEs dijo...

La verdad es que la idea original era el tema de la campana de Gauss y lo que representa. Luego recordé este vídeo que había visto y me di cuenta de que una parte de lo que decía podía conectarse con el tema de las proporciones. Desde luego, por lo que yo sé, "Bolonia" es mucho más grave que esto.

Estoy completamente de acuerdo con tu análisis. Lo que está de fondo es la máquina capitalista que busca con voracidad amoldar todo lo que se encuentra para amoldarlo a su provecho. Como las humanidades "no sirven para nada" imagino que será lo que reciba más golpes. Es más cómodo mantener a las personas deshumanizadas y hacer que trabajen como máquinas que fomentar que piensen. Una pena.

Gracias por el enlace y saludos.

Maria C dijo...

Estimado bLuEs mañana con calma comentare tu post,hoy solo quiero desearte una muy feliz Navidad (o vanidad??jaja).Tengo la casa llena hoy y me es dificil concentrarme ya mañana sera diferente.Un abrazo

bLuEs dijo...

No hay problema. Ya has hecho muchos y sobrados esfuerzos aguantándome tanto. Te los agradezco mucho.

Feliz vanidad/navidad y un fuerte agrazo.

Maria C dijo...

Comencemos aclarando que no te aguante nada,puedo comentar como no hacerlo y lo hago cuando considero tengo algo que decir o preguntar,si fuera de otra manera ni me molestaría.Tu post relata bastante bien como funcionan las Universidades Privadas de mi país donde todos salen con un papel "para envolver chorizos" .Momentáneamente algunas de las universidades estatales todavía no entraron en ese plan pero como lo malo siempre vence no dudo que dentro de poco estaremos en la misma.Me recuerda ademas bastante a lo que cuenta mi hermana que vive en EE.UU.con respecto no solo al nivel de las carreras sino a la funcionalidad o utilidad de estas.Un saludo.

mjt dijo...

Ahora entiendo mejor todo esto del plan Bolonia. Encaja dentro de la idea que me ronda la cabeza. La humanidad se está escindiendo y lo más conveniente es tener siervos convencidos que su servidumbre es necesaria.
Espero que sigan naciendo personas capaces de pensar al estilo brainstorming, aunque la sociedad y sus mayores los quieran encasillar.
Nunca lo conseguirán,porque pensar de esta forma significa para ellos estar vivos, salvo que les hagan un trasplante de cerebro = matarles directamente.

Aprovecho para desearte unos dias tranquilos y sin atracones indeseables. Un saludo.

bLuEs dijo...

María C:

jaja es que lo de "envolver chorizos" es un universal.

Estaba pensando en esto que has dicho de que "lo malo siempre vence". Podría parecer un tópico pero si tengo que hablar por lo que yo he vivido la educación parece ir por ese camino. No sé si cuando terminará hasta "involución" y cómo estaremos a esas alturas.

mjt: Es que la mejor forma de poder es hacer que tus siervos no se den cuenta y lo quieran. Entonces ni siquiera se ven cadenas para romper.

Como le decía a María no sé el punto de término de esto. En las épocas de crisis suele habre mayor creatividad, quizás cuanto más "aprieta" el sistema más cerca esta el umbral en el que la humanidad empuja más por salir.

Estas navidades espero no comer más de habitual pero gracias por el consejo.

Saludos para ambas.

Maria C dijo...

Pensando sobre el tema recordé una anécdota de mi hijo menor el cual estudia Ingeniería Informática pero por razones de trabajo en una universidad privada,la carrera en la estatal no permite trabajar,el trabaja en el área hacen mas de 8 años y su especialidad son las redes informáticas,en clase el profesor dijo una burrada al respecto y el lo corrigió y le dijo que lo que exponía no era así y menos era posible,con todo el respeto que era posible,resultado fue reprobado en la materia.Si los profesores no aceptan errores que dejaremos a los alumnos?ademas evidentemente hablan de oído jamas vivenciaron lo que enseñan,así nos va.Saludos

bLuEs dijo...

EL que tiene el poder lleva las de ganar.

Normalmente pocos profesores están dispuestos a que los cuestionen. Simplemente prefieren no perder su status y renunciar a la verdad.

Saludos

Sonja dijo...

La verdad me cuesta tener una opinión sobre Bolonia porque me falta información pero este vídeo tan divertido es bastante dilucidante y no me extraña nada que se busque el dinero y tener a la gente entretenida con el paro que hay y la crisis, me encaja.

Mjt tiene usted razón en lo del encasillamiento, la única opción es no dejarse encasillar pero al parecer hay una tendencia a hacerlo.
Mire usted trabajo en una biblioteca universitaria y siempre me ha sorprendido que el alumnado solicite religiosa, única y exclusivamente los libros de la materia que estudian, nunca leen literatura si no es por mandato expreso, pocos son los que vienen a curiosear acerca de otros saberes que los que se supone que deben conocer, es como si existiera una barrera mental que les impide esas incursiones.
Y yo creo que se debería recuperar la idea del ciudadano de curiosidad renacentista, polifacética, cuantas más piezas del rompecabezas se tengan más oportunidades de conocer el conjunto se tienen.

bLuEs dijo...

Detalles como esos son reveladores de que no hay genuino interés. Los estudios se han transformado casi exclusivamente en un medio para conseguir empleo y prestigio. Todo esto habla bastante del grado de alienación al que ha llegado la persona en la sociedad contemporánea.

Precisamente una orientación más "renacentista" daría mejor perspectiva para comprender que la realidad es algo más que las cuatro paredes que ponen delante. Aún así quedaría mucho por hacer.

Maria C dijo...

Mucho es poco,demasiado diría yo,porque el cambio debe venir desde los alumnos ya que los profesores y menos aun el sistema educativo ayudaran en nada,seria ir en contra de sus intereses así no sea el interés de la cultura,de la humanidad,etc.etc...Saludos

bLuEs dijo...

Yo creo que lo más importante es cambiar el sistema. Si las reglas de juego fuesen distintas las tendencias de las personas creo que también cambiarían. El alumnado tiene su fuerza para hacerlo aunque no sabría decir si un cambio drástico forzosamente tendría que venir desde ahí. Desde luego sin alumnos no hay universidades.

Saludos

Anónimo dijo...

Bolonia no hace más (ni menos, ciertamente) que consolidar, en su último eslabón, el mal endémico de la educación. Los mediocres no dejarán de serlo por estudiar un año menos; quizás se amilanen y aquello acabe siendo de facto los cinco o seis años de rigor, como antes..., como siempre… Los realmente valerosos, aun sometiéndose a la dictadura de la especialización, tal vez salgan con todo esto reforzados. Con Bolonia ganan algún añito (o añitos) más, pero... ¿les hacía falta? Sin duda lo peor de todo es esta terminología fascistoide que discrimina "mediocres" de "valerosos" y que ahora se verá cuando menos reforzada, si es que directamente no es lo que se pretende.

Saludos y molts d'anys,

Novell

bLuEs dijo...

Estos que comentas son algunos de los problemas. Pero, si es verdad (y si recuerdo bien) lo que se dice en el vídeo también es una forma de conseguir ingresos extra para la universidad pública. En fin, un desastre.

Saludos

Daniel dijo...

En verdad tus blogs son muy buenos...
Me dejaste pensando sobre la valoración del examen; el tema de la normalización y la media promedio en una gráfica.
Personalmente es algo que me incumbe pues he venido siguiendo el tema de la eugenesia en México, en la década de los veinte y treinta, desde hace un tiempo y algo sobre lo cual he reparado ha sido el tema de la educación. Aquí los exámenes eran de diferente matiz, no se trata de un test que diagnostique el conocimiento,pero de igual manera se evaluaba la estructura mental con una serie de pruebas que buscaban saber sobre el nivel de "normalidad" de un infante y su medio escolar. Algo que escondía su fisiología y que delataba su orden lógico psíquico: las taras y degeneraciones de su estirpe. En fin, esto viene al caso justo por el uso de la estadística al estilo de Francis Galton, el padre de la eugenesia, bajo el régimen de la campana de Gauss.
Te dejo un abrazo

bLuEs dijo...

Hola.

No tengo una opinión muy buena de la eugenesia. Por lo que conozco creo que los "esfuerzos" que se han hecho en ese campo deberían de haberse centrado en una mayor comprensión educativa.

No sabía que Galton se basase también en la campana de Gauss pero vista la materia imagino que le debió de ser un sistema bastante apropiado.

Un abrazo.

blues dijo...

He visto que André Antibi hace referencia en su libro "La constante macabra" a algo parecido a lo que he expuesto en el artículo de esta entrada. Parece ser que él se centra en que las princiales motivaciones parten de que el profesor necesita mantener un prestigio a base de tener una cuota de suspensos. Creo yo que esto sería otra forma de ver lo mismo desde un lado distinto.

Pinchando aquí puede verse otro artículo referido a la teoría de Antibi.

Anónimo dijo...

Por que no:)