La sociedad vive inmersa en la mentira absoluta.

-Derrida-

John William Waterhouse: Miranda, The Tempest (1916)

Siempre he tenido debilidad por las representaciones de mujeres que miran al mar. Así que aprovecho este pretexto para poner aquí a "Miranda (The Tempest)", el cuadro de John William Waterhouse.

8 comentarios:

Rafael Catherine Llodrá-Llopis dijo...

A mí me chiflan los prerrafaelitas en general... Justamente tengo un fondo de pantalla de Waterhouse, con el cuadro de la dama de Shalott, que adorna ahora mismo mi portátil. Un blog muy bueno con reproducciones de este tipo de arte es La belle dame sans merci. Lo lleva un amigo, gran aficionado al arte y muy majete. Por si queréis hacerle una visita. ;)

shalom!

Rafael Catherine Llodrá-Llopis dijo...

He puesto mal el enlace, el correcto es éste, si no me he vuelto a equivocar. :P

bLuEs dijo...

No sabía que también te gustaban este tipo de cosas. Me alegro de compartir gusto también con esto ;)

Está muy interesante el enlace. Me lo apunto.

Gracias y saludos.

¡¡Shalom!!

Unkind. dijo...

Interesantes gustos respecto al arte, tengo un amigo que alguna vez me explicó una seudo simbología en pinturas representativas y mencionó esta en un ejemplo que me dió...pero no sé que tanto de cierto tenga.

Un saludo en acuarela.

Pablo dijo...

Por un momento pensé en La tempestad de Giorgione, pero en ese cuadro es la madre que amamanta mirando al espectador.

Una pregunta: ¿conoces La Fiera Literaria?

bLuEs dijo...

Hola Pablo.

Lo de las direcciones (quién mira y hacia el lugar que mira) es siempre muy importante e interesante. También me gusta mucho cuando hay una persona que mira en sentido contrario al mar.

En cuanto a "La Fiera literaria" me acabo de enterar ahora mismo por la web. Tiene buena pinta.

Gracias por todo y saludos.

Julieta Pinasco dijo...

Miranda es usada por su padre, Próspero, como carnada (y nunca tan bien empleado el término por lo que de carne lleva) como vehículo para la recuperar el poder que le había sido usurpado por andar leyendo demasiado. Próspero había elegido entre los libros y la corona y Miranda mira el mar. Shakespeare escribió La tempestad y nosotros, los latinomericanos, vimos en el ella el relato de nuestra historia. Amo a Waterhouse. Todas sus cuadros me apasionan. Y mi sobrina se llama Miranda y vive mirando el mar.
Un abrazo desde Buenos Aires,
Julieta Pinasco

bLuEs dijo...

Es curioso e interesante la forma en que puedes unir lo vinculado al cuadro con lo vinculado a tu vida. Una feliz coincidencia.

Me alegro de compartir gustos contigo.

Un abrazo.