La sociedad vive inmersa en la mentira absoluta.

-Derrida-

"Soy un tipo normal hasta que me faltes al respeto"

El título es una traducción aproximada de “I’m a normal guy until you disrespect me.” que se puede encontrar hacia la mitad de una transcripción que hay en la web de Dana Kennedy en la que habla Mickey Rourke. La frase fue pronunciada en un diálogo de 1994 entre Mickey y su dedo meñique. Por aquella época ya tenía bastantes partes del cuerpo rotas pero creo que los dedos meñiques de las manos los seguía teniendo en buenas condiciones (años después decidiría seccionarse el meñique izquierdo porque “ya no lo quería tener más”).
Recuerdo que la primera vez que vi esta frase fue entre un montón de citas y al momento me llamó mucho la atención, parecía pronunciada desde lo más interno de la persona. Después de haberla leído por primera vez ha terminado volviendo por sí sola a mi cabeza durante años. Supongo que cuando algo tiene que salir al exterior suele terminar por encontrar algún camino aunque sea extraño o inoportuno.
La frase presupone que te van a molestar de alguna forma. ¿Por qué? Quizás porque es inevitable ya que vivimos en el mismo lugar pero a la vez cada uno está en su propio mundo, quizás porque no hay forma de reconciliación global,… Es llamativa la primera parte en la que podría verse el bien y el mal: “Soy un tipo normal hasta […]”. Por un lado está la capacidad de relacionarse con los demás porque desde la parte de uno hay buena intención, y por otro lado se señala un final trágico inevitable. Lo más interesante es que se sabe que se dejará de “ser un tipo normal” porque en el fondo no hay forma de comunicación total y terminará aflorando la rabia que de una u otra forma todos llevamos dentro en alguna medida. La rabia fundamental, que puede venir de que no vivimos en la unidad que menciona Plotino y por lo tanto los conflictos o el horror resultan inevitables.

6 comentarios:

Outsider friar dijo...

En realidad, la frase tiene poca genialidad y poco rigor. Si se substituye "normal" por "pacífico", tal vez gane en significación. Es normal en los tipos normales que si alguien les falta al respeto cambien de una actitud serena a una actitud agresiva.
Así que démosle la vuelta al sentido: "soy un tipo normal hasta que alguien me falta al respeto" podría significar que entonces, cuando alguien me falta al respeto, reacciono distinto de un tipo normal, no con rabia, no a mi vez disrispecting him, sino aplaudiendo e invitando a una ronda. Muy probablemente Rourke no quiso decir eso.

bLuEsMaN dijo...

Hola Outsider. Agradezco tu comentario pero no puedo compartirlo.

Para Sócrates era peor hacer una acción mala que ser el objeto de ella. Tus argumentos van en esa dirección (por algo el cristianismo es también herencia del pensamiento griego), lo cual es una actitud loable en sí, pero no es apropiada para el tema que aquí se comenta.

Rourke sí quiso decir lo que se cita la entrada, o cuando menos algo cercano, y desde luego de ninguna forma el polo opuesto en el que acabas haciendo derivar la frase (ofrecer la otra mejilla en lugar de dejar de ser un “tipo normal”). Si es necesario puedo apoyar lo que digo con argumentos.

Para empezar en su vida personal Rourke es un “hijo de la violencia” (un padrastro que lo maltrataba) y la rabia que lleva dentro la ha proyectado principalmente actuando y boxeando. En su vida personal las peleas físicas (dentro y fuera del ring) han sido constantes. Además esta actitud opuesta a poner “buena cara” cuando se siente dolido por algo ha tenido prolongación en circunstancias no necesarias que él mismo ha buscado y que revelan su actitud. Por ejemplo, aún confesándose como católico no ha dudado en subvencionar con su propio dinero al IRA o apoyar públicamente a un conocido mafioso como fue John Gotti. Con esto creo que queda suficientemente clara su actitud en su vida personal.

En cuanto a los personajes que ha representado (y que siempre suele terminar caracterizando a su gusto) hay una larga lista que están en la misma situación. El salvaje Marv de Sin City, El malvado Gorman Lennox de “White Sands”, etc… Ya que dices lo de “pacífico” es cierto que también ha representado a personajes como Francisco de Asís (la menor de las veces), pero en el arte se puede ser alguien y su opuesto demostrando sencillamente que existen aptitudes para hacer una cosa o la contraria.

Hay escritores que son incapaces de matar a una mosca y luego crean los mayores asesinos en sus novelas. Esto algo completamente coherente. Aunque la haya dicho en una “charla” informal La frase de Rourke podría corresponder a uno de estos personajes. Simplemente revela un “yo” interior y eso es lo que le otorga la genialidad.

Resumiendo. Cuando se odia a alguien al primero al que se odia es a uno mismo y, como decía Sócrates, ese es el peor de los males. Pero si hablamos de expresión artística las reglas ya no son esas, las reglas son expresar lo que se lleva dentro. Por este motivo me resulta tan válida la frase y no existe necesidad de cambiarla. Tiene significado en sí misma.

Gracias por tu atención y saludos.

Outsider friar dijo...

Desde luego, Bluesman, está claro, creo, en qué sentido Rourke emplea la frase (de ahí cómo terminaba mi comentario). Mi comentario sólo pretendía ser una divagación lingüística respecto a una frase en la que sigo sin ver ninguna genialidad y ningún valor. Entre otras cosas porque, en mi perspectiva (que no tiene por qué coincidir con la tuya) la frase suena a mala justificación. Y, además, me atrevo a añadir que probablemente no responde a la verdad de cómo son las cosas. Me refiero a que probablemente Rourke no es un tipo normal ni siquiera cuando se le respeta. Gracias por tu atención.

bLuEsMaN dijo...

Lo que establece la sociedad como "normal" no me interesa (al menos para tenerlo como referente). Si tengo que usar algún criterio de normalidad estará basado en la naturaleza humana. Desde aquí creo que hay muy poca gente "normal".

Si Rourke está o no en la normalidad no me preocupa gran cosa. No tengo ningún interés en defender a Rourke, ni mitómano ni de ninguna clase. Lo que si defiendo son las ideas que me parecen válidas.

saludos

Basurero Usurero dijo...

Buena frase y también buena interpretación de ella. Los conflictos son inevitables, mejor aún. La guerra es el progreso: Nietzsche y Hegel. Suerte.

bLuEsMaN dijo...

... incluso también Heráclito.

Gracias y saludos.